Bakkaris es un portal de reseñas, historia y noticias sobre el apasionante mundo de la perfumería.
Perfumes de diseñador

Kenzo Homme Eau de Toilette Intense

Si les soy sincero, un servidor no es muy de fragancias acuáticas, marinas que se dicen, de las que abundan y de las que, no pocas de ellas, cosechan el favor y fervor del respetable, convirtiéndose algunas en bestias de eso que conocemos como «hype», que vendría a ser nuestra hipérbole, o dícese del encomio excesivo, alabanza desmedida, del ditirambo, y no dirán que no es éste último un vocablo precioso (hétenos aquí la riqueza de nuestra lengua, y nos faltan días para aceptar algo tan bárbaro e incivilizado como dicho palabro inglés, en fin). En el mundo de las fragancias nicho tenemos a Megamare, de la que yo abomino pero que goza de excelente predicamento; o cosas como Acqua di Sale de Profumum Roma o Sel Marin de Heely, Osaito, Pacific Rock Moss, Walk the sea de Kerosene o Creed Erolfa, entre otros muchos. Si tuviéramos que reseñar algunas creaciones marinas de diseñador la panoplia es mucho más amplia: desde Acqua di Gio Profumo, la ubicua Light Blue, Bulgari Aqva pour homme o la mítica Cool Water, que adoro. Hay cientos sino miles. Y muy pocas de ellas me gustan, en realidad no es que me disgusten, entiéndaseme, simplemente es que este tipo de notas frescas, marinas, acuáticas, no van conmigo, pero soy capaz de reconocer un buen perfume, aunque sus acordes no sean de mi preferencia. Como saben, soy algo atípico, y gusto de perfumes florales intensos; de creaciones ahumadas y oscuras difíciles; de engendros «animálicos» salvajes y mi amado y narcótico nardo: flor de Carcosa, onírica y cataléptica agave amica.

Pero, pero, pero, de vez en cuando aparece algo que enciende una chispa dentro de mí y me seduce hasta convencerme a adquirir una botella, como ha sido el caso de esta atípica empero genial Kenzo Homme Eau de Toilette Intense, creada por Quentin Bisch, un perfumista muy de mi gusto, que creara otrora maravillas como Ganymede o Bois Impérial. Además de algunos bestseller actuales, como Wanted by night para Azzaro o Bad Boy de Carolina Herrera, entre otros, como la última iteración de Le Male, en su versión parfum, de la que ya hablé en su día, y no para bien precisamente. En fin, Bisch trabaja para Givaudan, y creo que es el más talentoso de los perfumistas residentes actualmente, si me permiten el apunte, salvando los muebles para todos los demás, que hay verdaderos artistas en las mazmorras del gigante suizo. Y cómo no, nuestro Quentin hace uso de una molécula que creo permanece cautiva, el Calypsone, que aporta buena parte de la vis marina ozónica, con toques evanescentes y livianos de hesperidios, y un nimbo (sí, empleo esta palabra otra vez en una de mis entradas, no crean que no soy consciente, pero es que me chifla) verde afrutado atmosférico, casi metálico. Por abajo tenemos el acorde de akigala amaderado (básicamente pimienta rosa y pachuli) y el sándalo, muy correcto y formal, nada extraordinario, pero es que no hace falta mayor alharaca. Lo mollar radica en el hábil empleo de la molécula cautiva, extrañamente poderosa, capaz de crear un arco gravitacional en nuestro derredor, junto a un vetiver bastante perceptible y la hoja de higuera. Declaran una nota de sandía, que aporta el Calypsone, pero yo no la noto, y mejor así, pues no me gusta. Este mineral olfativo difusivo de Givaudan es el dueño y señor de este engendro ditirámbico y singular, que apuntaba yo antes, es como kriptonita pero azul, y dura de manera preternatural, proyectando con intensidad a una distancia poco prudencial. Cosa de seguro propiciada por los astutos esbirros de LVMH, propietarios de Kenzo, que habrán subido el volumen en este primer batch (número 1E01) para luego atenuarlo en sucesivas remesas creando conmoción y espanto en el populacho. Avisados están. Compren esta maravilla antes de que la reformulen, háganme caso por una maldita vez. ¡Corred, insensatos!

Join the discussion

  1. ALTAICA

    Excelente, valiente y personal como siempre. También singular y propio, muy de agradecer en estos tiempos que corren de unificación opinante. Y sobre todo sabiendo que no es usual. Pues fijate que yo adoro a Polo Blue EDP. Aún no he olido un marino mejor. Aún teniendo conceptos manidos y estereotipados tiene algo que le da una clase o distinción excepcional. Ya sé que está muy vista y que tendemos a no valorar lo de siempre, pero yo soy fiel. Es una de mis pocas virtudes, si es que es una virtud. Cool Water está bien pero tampoco es para tanto. Un abrazo y gracias por tu excelente pluma y erudición.

  2. Pedro Gil

    Gracias siempre a ti por aportar tus comentarios.

  3. John Le Musc

    Por acá otro disidente del subsegmento marino-acuatico. Y también, con otro díscolo de la otrora firma japonesa: aqua Kenzo. Pareciera ser que nos quieren timar por acá. Parece acuático, su descripción tambien, el packaging, la reminiscencia explícita a la ola de kanagawa…pero huele a otra cosa. Así sin más. Lo compré porque oí estas cuestiones y quise cerciorarme. Interesante para su precio, terminé regalandoselo a mi sobrino (su primer perfume de púber) pero me quedé con la sensación de que no olía absolutamente a nada marino (como por ejemplo, Oud mineral o similares).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EnglishFrenchSpanish